Cómo crear un briefing de marketing para tus clientes

Para crear un plan de marketing el primer paso es tener un briefing y te preguntarás ¿y qué es eso de briefing de marketing?. Es muy importante saber crear un buen briefing de marketing para recoger toda la información de del negocio de nuestro cliente.

El briefing es un documento estratégico que sirve como herramienta de comunicación entre una empresa o cliente y en este caso, Koa Estudio (como proveedor de servicios de marketing) y que contiene la información esencial de un negocio y sus necesidades principales. En este documento debe aparecer toda la información sobre qué está buscando la empresa en un proyecto en concreto, para qué, en qué plazo de tiempo y con qué medios cuenta para ello.

Ventajas o beneficios de crear un buen briefing

Trabajar en base a un briefing bien hecho nos aportará muchísimas ventajas a la hora de trabajar en ese proyecto y su lanzamiento, aquí van algunos de sus beneficios:

_01 Organización: permite planificar todo el flujo de trabajo y te dará una visión mucho más clara de tu cliente. Un brief se convierte en tu gran aliado en una estrategia de marketing si la información que tiene es clara y concisa.

_02 Inspiración: La información y datos transmitidos por tu cliente es la mejor fuente para que puedas buscar ideas para llevar a cabo tu trabajo y crear un mejor contenido.

_03 Planificación: Un brief no solo te ayudará a comprender el trabajo de tu cliente, sino que también te facilita que se establezca un horario. Esto es imprescindible, ya que ayuda a mostrar a tu cliente que tu empresa está organizada y entiende lo que estáis haciendo.

Partes y elementos que debe tener un buen brief:

A la hora de crear un buen briefing de marketing es necesario que recoja los siguientes datos sobre la empresa en la que vamos a trabajar el plan de marketing.

Descripción principal del proyecto (entre 1 y 3 enunciados que describan los punto débiles de la empresa/el consumidor y la solución que se propone). Incluir un apartado en el que se expliquen los productos y servicios de la empresa, sus valores y su historia.

¿Qué objetivo quieres conseguir?: en este apartado se recoge la información sobre lo que se busca conseguir con la campaña o el proyecto. Lo ideal sería que estos objetivos estuvieran pensados en base a una serie de KPI o indicadores clave del rendimiento.

¿Para qué consumidor resolvemos el problema?, es decir, ¿cuál va a ser el público objetivo?: la audiencia a la que se va a dirigir la comunicación. Este apartado es fundamental para determinar el tipo de acción, el tono de comunicación y los canales a emplear para el buyer persona/audiencia. Puede ocurrir que algunas empresas no conozcan a su público objetivo. Si este es el caso, pregúntate quién sería el consumidor ideal, es decir, quién suele ir a este tipo de empresa.

¿Por qué compran en tu empresa y no en otra? ¿qué logrará que los compradores crean en nuestra empresa?: Aquí se debe concretar qué ofrece la empresa que no ofrecen otras, en otras palabras, qué ventajas o beneficios ofrecen respecto su competencia directa.

¿Cuáles son los requisitos del proyecto?: qué características tiene el proyecto que se quiere lanzar.

¿Qué canales y tácticas quieres usar para comunicar el mensaje? Enumerar todos los canales que se van a usar para la comunicación con el cliente.

¿Qué tono debe tener el mensaje? ¿Cuál es la personalidad de la marca? Otro aspecto muy importante es definir qué tono vamos a usar para dirigirnos a los clientes, esto estará muy relacionado en base a la personalidad de la marca, ¿vamos a usar una comunicación informal? o ¿nos dirigimos a un cliente donde es más conveniente usar un lenguaje más serio?

¿Cuál es tu competencia principal? Se debe tener muy muy presente cuál es la competencia de la empresa a la que vamos a crear un plan de marketing, siempre hay que saber qué está haciendo y cómo lo está haciendo la competencia.

Restricciones: en algunos sectores empresariales, como es el caso de la salud, las campañas de comunicación al público deben cumplir con una serie de requisitos legales. Por tanto, es muy importante incluir esta información en el briefing para tenerla presente en todo momento.

Presupuesto del proyecto: Nunca dudes en preguntar cuál es el presupuesto disponible del cliente para llevar a cabo el proyecto con tu agencia. Saber el presupuesto del proyecto te permite ofrecer un servicio de acuerdo al capital que pretende aplicar en su empresa.

Lo que se busca es ajustar el proyecto al presupuesto sin perder la calidad en el servicio que se le ha propuesto y prometido.

Plazos de ejecución y entrega (deadline). En esta parte se concretan todas las fechas, por parte del cliente y por nuestra parte. Debemos tener la información acerca de las expectativas del tiempo en que desean que ciertas acciones o partes del proceso estén listas.

Aunque parezca una tontería, es cierto que esta información es importantísima. Se han visto casos en que los clientes creen que algo se lleva a cabo en una hora cuando en la realidad conlleva en un día o más.

Por tu parte (agencia o freelance), debes darles plazos realistas y establecer horarios de trabajos muy concretos para no generar malos entendidos.

En resumen, un briefing es un documento que como la misma palabra dice tiene que ser breve, conciso, claro y resumido que te ayudará a desarrollar tu estrategia de marketing.

En este documento debes tener bien definido cuál es el proyecto que vas a desarrollar, los objetivos que quieres lograr, el público objetivo y todos los elementos relevantes que te hemos enunciado para el proyecto.

Si quieres crear un plan de marketing con Koa Estudio puedes ponerte en contacto con nosotras a través de hola@koaestudio.com

Author avatar
Marta Díaz Molina

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *